10 Consejos para proteger su conexión WiFi y manténgala privada

Nuestro mundo cada vez más electrónico ha provocado que nuestros hogares se vean invadidos por una gran cantidad de gadgets y dispositivos que necesitan una conexión WI-FI para funcionar correctamente. Cuando se trata de conectar todos nuestros dispositivos, ya sea una computadora, una tableta, un teléfono, un televisor o un monitor para bebés, todos los cuales tienen una dependencia de Internet, ponen en riesgo nuestra seguridad.

Muchos consumidores no se dan cuenta de los riesgos de seguridad que sus dispositivos pueden representar para usted y su familia a menos que estén debidamente protegidos por una red Wi-Fi segura. Nunca consideraríamos dejar la entrada principal de nuestra casa desbloqueada, pero dejar nuestras redes Wi-Fi desbloqueadas nos expone a los mismos tipos de amenazas de seguridad.

Los Hackers son grandes oportunistas y están siempre listos para aprovechar cualquier debilidad de seguridad para llevar a cabo un ataque personalizado contra un objetivo específico. Una brecha de seguridad en el hogar como una red wifi vulnerable puede permitir que los piratas informáticos roben información personal y financiera de su dispositivo. Los ataques como el ransomware, DDOS se podrán realizar en su dispositivo si está baja una red no protegida.

Proteger correctamente su red doméstica es fundamental para mantener alejados a los intrusos y proteger sus datos contra robos o pérdidas. A continuación te daremos 10 consejos para proteger tu red wifi.

Cómo Puedes Proteger tu Contraseña Wi-FI

Hay varios métodos que puede realizar para defender su casa y mantenerla a salvo de los piratas informáticos, incluidos los siguientes:

Cambie el nombre de usuario y la contraseña que se utilizan de forma predeterminada

Para proteger la red Wi-Fi de su hogar, el primer paso y el más crucial que debe hacer es cambiar el nombre de usuario y la contraseña predeterminados por algo más seguro.

En la mayoría de los casos, los proveedores de servicios Wi-Fi emiten automáticamente un nombre de usuario y una contraseña para una red, y los piratas informáticos pueden simplemente descubrir estas credenciales predeterminadas en internet. Si pueden obtener acceso a la red, podrán cambiar la contraseña a lo que quieran, excluir al propietario y hacerse con el control de la red.

Hace que sea más difícil para los atacantes determinar qué red Wi-Fi utiliza y, por lo tanto, obtener acceso a ella, solamente cambiando el nombre de usuario y la contraseña. Los piratas informáticos tienen herramientas sofisticadas que les permiten probar cientos de combinaciones diferentes de contraseñas y nombres de usuario, por lo que es fundamental seleccionar una contraseña segura que contenga letras, números y símbolos para que les resulte más difícil descifrar.

Si quieres un tutorial paso a paso para cambiar tu contraseña Wi-Fi visita esta web.

Activa la opción de cifrado de red inalámbrica

El cifrado es uno de los métodos más efectivos para proteger la información enviada a través de su red. La opción de cifrado de datos funciona codificando sus datos o el contenido de una comunicación de tal manera que los piratas informáticos no puedan leer los datos o el mensaje.

Para su red Wi-Fi doméstica, el cifrado WPA2 es el tipo de cifrado más seguro que puede emplear. Si tiene dispositivos más antiguos que tienen hasta diez años, es posible que no sean compatibles con WPA2, por lo que es necesario actualizar los dispositivos de su hogar para obtener un mejor rendimiento y seguridad.

Para verificar si su router usa encriptación WPA2, mire la configuración de su red y verifique las propiedades inalámbricas. 

Utilizar VPN (Muy Aconsejable)

Una red privada virtual (VPN) es una red que permite conectarse de forma privada a través de una red sin protección y sin cifrar. Esta cifra sus datos, lo que hace imposible que un pirata informático determine qué está haciendo en línea o dónde se encuentra.

Una VPN también altera su dirección IP, haciendo que parezca que está usando su computadora desde otra ubicación que no sea la dirección de su casa. Además de una computadora de escritorio, también se puede usar en una computadora portátil, teléfono o tableta.

Oculta Tu red WI-FI

Como parte de la configuración inicial de su red doméstica, se le pedirá que elija un nombre de red que será visible para todos en la red, también conocido como SSID (identificador de conjunto de servicios). La mayoría de los dispositivos utilizan el nombre de red predeterminado asignado por el fabricante cuando se instalan por primera vez. En el caso de que sus vecinos también tengan un dispositivo del mismo fabricante, existe una probabilidad significativa de que tengan el mismo SSID, lo que podría ser una pesadilla de seguridad si ambas redes no están encriptadas al mismo tiempo.

La ocultación de SSID es una función que le permitirá ocultar el nombre de su red de la lista de personas en las inmediaciones de su red. Además de hacer que sea mucho más difícil para los piratas informáticos determinar qué tipo de router tiene, cambiar el nombre predeterminado también reduce la probabilidad de un ataque.

Apaga tu red WI-FI si no estás en casa

Puede parecer obvio, pero apagar su red doméstica mientras no está en casa es uno de los métodos más efectivos para defender su red de ataques. No es necesario que la red Wi-Fi de tu hogar esté operativa las 24 horas del día, los siete días de la semana. Usar su router Wi-Fi y apagarlo mientras está fuera de casa disminuye la probabilidad de que los piratas informáticos oportunistas intentan colarse en su red doméstica cuando usted no está allí.

Actualiza tu router frecuentemente

El software de su router debe actualizarse regularmente para mantener la seguridad de la red en su casa. El firmware de un router, como cualquier otra forma de software, puede tener vulnerabilidades que los piratas informáticos están ansiosos por explotar si no están protegidos contra ellas. Debido al hecho de que la mayoría de los routers no tienen la opción de una actualización automática, deberá actualizar manualmente el software para mantener segura su red doméstica.

Ten Activo siempre tu Firewall

La mayoría de los routers inalámbricos tendrán un firewall de red incorporado, que protegerá las conexiones a Internet y evitará que ocurran ataques a la red por parte de personas externas. También tendrán la opción de desactivarse, por lo tanto, es crucial asegurarse de que el firewall de su red doméstica esté habilitado para proporcionar una capa adicional de protección para la seguridad de su hogar.

Coloca el router en el centro de tu hogar

Es común que los propietarios de viviendas desconozcan que la posición de su router puede influir en su seguridad. Al colocar su router cerca de una puerta o ventana, aumenta la probabilidad de que su señal wifi sea interceptada por alguien con intenciones malévolas. Instalar su router Wi-Fi lo más cerca posible del centro de su casa puede ayudar a fortalecer la seguridad de su red y limitará la probabilidad de que los piratas informáticos se conecten a su red. Ya que las señales WI-FI están limitadas, al posicionar el router en el centro de tu hogar, la señal tendrá que superar más paredes y distancias. La señal que llegue a fuera de tu hogar será muy débil y por ende muy difícil de interceptar.

Activa el filtrado de direcciones MAC en el router

La dirección física o la dirección de control de acceso a medios (MAC) es un identificador único que se utiliza para identificar un dispositivo. El objetivo de añadir estas direcciones a tu router es aumentar la seguridad al restringir la cantidad de dispositivos que pueden conectarse a la red doméstica al mismo tiempo. Cuando los propietarios ingresan las direcciones MAC de todos los dispositivos en su casa, la red está restringida para permitir conexiones sólo desde las direcciones que han sido autorizadas. Esto podría ser un poco complejo de configurar, pero si lo logras (puedes mirar videos en YouTube para hacerlo), podrás garantizar completamente la seguridad de tu WI-FI.

Asegúrate de tener desactivada la conexión remota

Otro método por el cual los piratas informáticos pueden obtener acceso a una conexión de red doméstica es a través de la capacidad de administración remota de un router. Mediante la administración remota, cualquier persona que esté físicamente cerca de su casa puede monitorear y editar su configuración de Wi-Fi. Si no necesita conectarse a su red Wi-Fi desde una ubicación lejana, es preferible desactivar esta opción. Solamente tienes que entrar al panel de configuración de tu WI-FI y buscar esta opción y desactivarla.

Deja un comentario