Historia de Spotify

Spotify es un servicio de transmisión de música que permite a los usuarios escuchar una
cantidad ilimitada de canciones.

Es el servicio de música más grande del mundo y a día de
hoy cuenta con más de 60 millones de suscriptores de pago y más de 330 millones de
usuarios con el plan gratis.


Spotify existe desde hace unos 16 años. Fue fundada en 2006 por Daniel Ek y Martin
Lorentzon originalmente en Estocolmo, Suecia, y desde entonces se ha utilizado como
plataforma número uno para que los artistas lancen sus propios álbumes.


Es un servicio de transmisión de música gratuito con publicidad, la cual puede ser eliminada
con una suscripción paga. Ofrece escuchar millones de canciones de su extenso catálogo y
listas de reproducción seleccionadas que combinan géneros musicales, estados de ánimo y
otros factores en una experiencia cohesiva.


¿Como un servicio de música sueco, que se lanzó en 2006 ha crecido hasta convertirse en
la plataforma de transmisión más grande del mundo?. ¿Cómo lograron el éxito?

La idea y el inicio

Spotify comenzó como una startup modesta en Estocolmo, Suecia, con Daniel Ek y Martin
Lorentzon.


Crearon la plataforma en 2006 para resolver el alarmante problema de la piratería en la
industria de la música.


Dos años más tarde, Spotify lanzó un servicio gratuito con anuncios, con la idea de que los
usuarios cambiaran a una suscripción sin anuncios por 10 euros al mes.


En aquellos años los sitios de piratería de música como Napster, The Pirate Bay y LimeWire
en otros, atraían a más de 500 millones de usuarios mensuales en conjunto.

Daniel Ek incluso se inspiró en el primer diseño de Spotify con el sitio de Napster. Este no duro
mucho, ya que los usuarios que ingresaban por primera vez a Spotify se acordaban de
Napster y automáticamente se les venía la piratería en mente, por ende este diseño fue
descartado rápido.


«Crear un servicio mejor que la piratería y al mismo tiempo compensar al negocio de la
música era la única opción para enfrentar este desafío», dijo Daniel Ek, CEO y fundador de
Spotify.

La competencia en los inicios de Spotify

A medida que Spotify crecía, surgieron competidores directos.

Otras plataformas intentaron entrar en el negocio del streaming, pero no lograron el éxito
como Spotify. Apple Music, el principal competidor de la compañía, se lanzó en 2015.
Negoció asociaciones exclusivas con artistas como Drake, Taylor Swift y Frank Ocean lo
que le permitió ser el primero y los únicos en transmitir su música.


Anteriormente, los usuarios de iTunes Store de Apple podían comprar una canción o un
álbum a través de la tienda. Después de que la novedad de Spotify, Apple Music estableció
el concepto de pagar una membresía mensual a cambio de acceso sin restricciones a una
colección de música.


Apple Music no fue la única plataforma en modificar su modelo de ingresos inicial para
adaptarse a los servicios de transmisión, otra compañía que se unió al juego fue
SoundCloud, ya que presentó su aplicación móvil SoundCloud Go en 2016.


Aunque estas 2 compañías fueron la competencia que le ha causado más problemas a
Spotify, ninguna causo preocupaciones importantes, puesto que nunca lograron ni siquiera
un 30% de los usuarios que registraba Spotify.

Firma de con artistas y Críticas

Spotify ha logrado un gran éxito, pero no ha estado exento de contratiempos. Spotify
obtiene material de los principales sellos discográficos y artistas independientes, y paga
regalías a los artistas, compositores y compañías discográficas por las canciones que se
reproducen en la plataforma.


En sus comienzos el modelo de negocios no convenció a muchos artistas los cuales
criticaron fuertemente a la compañía en muchas ocasiones. La principal razón detrás de las
críticas fue las bajas regalías que pagaba.


Taylor Swift se convirtió en uno de los primeros músicos en criticar abiertamente a Spotify
por lo poco que pagaba a los artistas, refiriéndose al sitio como un «experimento».


En una entrevista con Yahoo, Taylor Swift dijo que «no estaba dispuesta a dedicar el trabajo
de mi vida a un experimento que no creo que pague adecuadamente a los productores,
autores y artistas creadores de esta música».


Si bien en la compañía de Spotify estaba decepcionada de que Taylor se hubiera ido,
Spotify expresó su esperanza de que lo reconsiderara y se uniera a ellos para crear una
«nueva economía musical que funcione para todos». Al año siguiente, la cantante relanzó
todas sus canciones en Spotify, poniendo fin a su lucha de tres años con el servicio de
transmisión.


Jay Z fue otro músico que salió a criticar a Spotify y sus pagos absurdos. Como resultado,
se convirtió en competidor en 2016 cuando lanzó su propio servicio de transmisión de
música, Tidal. Hasta el día de hoy, a pesar de que su plataforma tiene menos del 5% de los
usuarios de Spotify, la mayoría de su música y la de su esposa Beyonce todavía parece
estar disponible solo en Tidal.

A pesar de las críticas de algunos artistas, muchos decidieron unirse a Spotify, lo cual fue
una de las principales causa del éxito de la misma.

Presente y futuro

A día de hoy el presente de la compañía es brillante- Tiene casi 400 millones de usuarios,
6000 empleados.

A pesar de que la compañía en el año 2021 no pudo lograr resultados
económicos positivos, en empresa de este tamaño es algo habitual, ya que invierten mucho
dinero en tecnología y licencias.

Pero si logro resultados positivos en crecimiento. Se estima que en 2024 la compañía comenzara a obtener resultados económicos rentables.


Actualmente, se está centrado en la producción de eventos musicales en vivo. El hiphop es
el género de música más popular y Spotify sabiendo esto contrato 100 personas que solo se
centraran en eso, organizar eventos de música urbana en vivo para la plataforma.

Deja un comentario